Guía de viaje Burdeos

Turismo Burdeos | Guía Burdeos

Te va a encantar Burdeos

Burdeos ha perfeccionado el equilibrio entre lo antiguo y lo nuevo, creando una encantadora mezcla de edificios históricos restaurados, barrios peatonales y arquitectura innovadora.

En Burdeos todo parece encajar. Es una potencia económica, vende vino en grandes cantidades y posee numerosos servicios financieros. La animación estudiantil se aprecia en sus calles, convertidas en centro cultural y enclave histórico destacado por la Unesco.

Así, Burdeos te seducirá. Saborea algunos de los mejores vinos mundiales, acércate a la historia y vive la cultura francesa plenamente.

Las 5 mejores razones para visitar Burdeos

1. El rejuvenecido barrio de muelles

Los recientes proyectos de regeneración de los Bassins à Flot son impresionantes. Convertidos en centros nocturnos muy animados, incluyen magníficas cafeterías, locales de música y estupendos restaurantes.

2. Belleza patrimonial de la Unesco

La impresionante variedad arquitectónica e histórica de Burdeos ha sido respaldada por la Unesco. Edificios neoclásicos como el Grand Théâtre, monumentos medievales como la catedral y espacios originarios del siglo XVII, como la plaza de la Bourse, conforman su patrimonio.

3. Sabores deliciosos

Burdeos es sinónimo de vino. Desde esta ciudad puedes realizar recorridos por los viñedos o degustarlos en sus céntricos bares. Además, puedes acompañarlos con deliciosos platos como el bistec al vino, los estupendos mariscos y la pasteles Cannelés.

4. Arte y museos de historia para todos

El arte siempre ha sido un motor para la ciudad. Cuenta con el Museo de Arte Contemporáneo y el Museo de Bellas Artes, dos de las mejores galerías de Francia. El Festival Internacional de Artes de Burdeos, en octubre, permite descubrir por qué esta capital goza de tanta importancia en el panorama cultural mundial.

5. Sistema de transporte público casi perfecto

Moverse por Burdeos es tan fácil que es casi una atracción. Autobuses, tranvías y transbordadores fluviales te llevan hasta los rincones más recónditos. Para moverte por el centro, lo mejor es andar.

Qué hacer en Burdeos

1. Admirar mil años de historia en San Andrés

La hermosa catedral de San Andrés domina el centro de la ciudad. De su inicial consagración en 1096 solo se conserva una pared. Casi todas las demás datan de los siglos XIV y XV. Es una obra maestra gótica, considerada como el edificio religioso más grande y hermoso de Aquitania. Cuenta con dos torres de más de 80 metros de altura y alberga la impresionante colección Marcade. Junto a la catedral, el campanario Tour Pey Berland ofrece una escalada desafiante con la recompensa de unas vistas increíbles.

2. Regalarse los sentidos en la Ópera Nacional de las Artes

El Gran Teatro de Burdeos incluye la Ópera Nacional de las Artes. Se inauguró en 1780 y ha recibido compañías de ballet, grupos de ópera y actuaciones escénicas sublimes. Fue diseñado por Victor Louis, con el propósito de convertirlo en un templo de las artes. Desde el imponente hall hasta la escalera que conduce al altísimo auditorio, todo resulta impresionante en su interior. Es uno de los escasos teatros europeos con entramado de madera que no ha sido dañado por el fuego.

3. Admirar el emblema de Burdeos

La impresionante plaza de la Bourse es la más emblemática de esta ciudad. Esta obra de Ange-Jacques Gabriel, el primer arquitecto de Luis XV, se creó entre 1730 y 1775 a orillas del Garona. Es un espacio elegante y popular, perfecto para pasear. Su amplio espacio rectangular está delimitado por el Hotel de la Bourse, el Hotel des Fermes y el pabellón centro, mientras que su cuarto lado queda abierto al río. En el centro encontrarás la imponente fuente de las Tres Gracias, instalada en 1869. Es idónea para tomar fotografías.

4. Hacer una pausa en la Basílica de San Seurín

La Basílica de San Seurín, levantada en el siglo XI, es uno de los edificios más antiguos de Burdeos. La construyeron los monjes locales para proporcionar alojamiento a los peregrinos en ruta a Santiago. En el siglo XIII se completó con la entrada gótica de la fachada sur y, en los siglos XIV y XV, con la adición de varias capillas. El enorme órgano de tubos, por su parte, corresponde al siglo XVIII. Su entorno se convierte en un recinto de paz en la urbe.

5. Atravesar el puente de Napoleón

El puente de Pierre es una estructura histórica que conecta la orilla izquierda del Garona, a la altura de la calle Victor Hugo, con la orilla derecha, en el barrio de la Bastide. Se encuentra cerca de la plaza de la Bourse. Edificado entre 1819 y 1822, fue el primer puente sobre este río y lo mandó construir el mismísimo Napoleón. Sus 17 arcos incluyen las 17 letras del nombre de su impulsor: Napoleón Bonaparte. Recorrerlo de noche, bajo sus farolas, resulta encantador y romántico.

1. Admirar mil años de historia en San Andrés

La hermosa catedral de San Andrés domina el centro de la ciudad. De su inicial consagración en 1096 solo se conserva una pared. Casi todas las demás datan de los siglos XIV y XV. Es una obra maestra gótica, considerada como el edificio religioso más grande y hermoso de Aquitania. Cuenta con dos torres de más de 80 metros de altura y alberga la impresionante colección Marcade. Junto a la catedral, el campanario Tour Pey Berland ofrece una escalada desafiante con la recompensa de unas vistas increíbles.

2. Regalarse los sentidos en la Ópera Nacional de las Artes

El Gran Teatro de Burdeos incluye la Ópera Nacional de las Artes. Se inauguró en 1780 y ha recibido compañías de ballet, grupos de ópera y actuaciones escénicas sublimes. Fue diseñado por Victor Louis, con el propósito de convertirlo en un templo de las artes. Desde el imponente hall hasta la escalera que conduce al altísimo auditorio, todo resulta impresionante en su interior. Es uno de los escasos teatros europeos con entramado de madera que no ha sido dañado por el fuego.

3. Admirar el emblema de Burdeos

La impresionante plaza de la Bourse es la más emblemática de esta ciudad. Esta obra de Ange-Jacques Gabriel, el primer arquitecto de Luis XV, se creó entre 1730 y 1775 a orillas del Garona. Es un espacio elegante y popular, perfecto para pasear. Su amplio espacio rectangular está delimitado por el Hotel de la Bourse, el Hotel des Fermes y el pabellón centro, mientras que su cuarto lado queda abierto al río. En el centro encontrarás la imponente fuente de las Tres Gracias, instalada en 1869. Es idónea para tomar fotografías.

4. Hacer una pausa en la Basílica de San Seurín

La Basílica de San Seurín, levantada en el siglo XI, es uno de los edificios más antiguos de Burdeos. La construyeron los monjes locales para proporcionar alojamiento a los peregrinos en ruta a Santiago. En el siglo XIII se completó con la entrada gótica de la fachada sur y, en los siglos XIV y XV, con la adición de varias capillas. El enorme órgano de tubos, por su parte, corresponde al siglo XVIII. Su entorno se convierte en un recinto de paz en la urbe.

5. Atravesar el puente de Napoleón

El puente de Pierre es una estructura histórica que conecta la orilla izquierda del Garona, a la altura de la calle Victor Hugo, con la orilla derecha, en el barrio de la Bastide. Se encuentra cerca de la plaza de la Bourse. Edificado entre 1819 y 1822, fue el primer puente sobre este río y lo mandó construir el mismísimo Napoleón. Sus 17 arcos incluyen las 17 letras del nombre de su impulsor: Napoleón Bonaparte. Recorrerlo de noche, bajo sus farolas, resulta encantador y romántico.

Dónde comer en Burdeos

Hay cientos de brasseries excepcionales por toda la ciudad. Belle Campagne, en Saint-Pierre, ofrece un estupendo menú de temporada y Le Flacon, en la calle Cheverus, es un gastrobar con vinos exquisitos. Miles ofrece fusión de productos de mercado y cocina de vanguardia. Si quieres un establecimiento VIP, Le Pressoir d'Argent, en el Hotel Regent, es lo que buscas. ¿La horquilla de precios? Desde 10 EUR a más de 60.

Cuándo visitar Burdeos

Burdeos en enero
Precio estimado de hotel
$27
1 noche en un hotel de 3 estrellas
Burdeos en enero
Precio estimado de hotel
$27
1 noche en un hotel de 3 estrellas

Burdeos es un destino apetecible durante todo el año. Posiblemente, el mejor momento para visitarlo es entre abril y junio. Entonces el clima es templado y todavía no hay aglomeración de visitantes. Octubre también es una buena opción, con precios reducidos.

Datos proporcionados por weatherbase
Temperaturas
Temperaturas
Promedio
Celsius (°C)
Datos proporcionados por weatherbase

Cómo llegar a Burdeos

En avión

El aeropuerto de Burdeos-Mérignac (BOD) conecta con América del Norte, Londres, París y otras ciudades europeas. Desde él, hay autobuses rápidos que llegan al centro en 45 minutos, por un precio de 7,40 EUR. Además, puedes contratar a Hello Shuttel servicios puerta a puerta por 8,30 EUR. Otra posibilidad, muy económica, es coger un autobús local por 1,50 EUR. La línea 1 es la adecuada. Si prefieres el taxi, te costará unos 30 EUR.

En tren

Burdeos dispone de excelentes conexiones ferroviarias de alta velocidad con París y otras ciudades de Europa. Ahora bien, la estación Saint Jean está a más de 3 kilómetros, así que necesitarás coger también un taxi o un tranvía.

En coche

Para llegar a Burdeos desde París, circula por la autopista A10 y llegarás directamente hasta el centro. Desde Barcelona, debes tomar la E15, la A9 y la A62.

En autobús

Las compañías de autobuses que prestan sus servicios en la terminal de la calle Terres de Borde son Eurolines, Megabus y Flixbus. Sus tarifas resultan asequibles y permiten viajar hasta las principales ciudades francesas y europeas.

Aeropuertos cerca de Burdeos

Aerolíneas con servicio en Burdeos

United Airlines
Bueno (2.307 opiniones)
Lufthansa
Bueno (1.045 opiniones)
American Airlines
Bueno (3.755 opiniones)
KLM
Bueno (259 opiniones)
Air France
Bueno (271 opiniones)
British Airways
Bueno (745 opiniones)
Delta
Excelente (2.542 opiniones)
Turkish Airlines
Bueno (929 opiniones)
Qatar Airways
Bueno (836 opiniones)
SWISS
Excelente (288 opiniones)
Iberia
Bueno (529 opiniones)
Ryanair
Bueno (1.007 opiniones)
Brussels Airlines
Bueno (64 opiniones)
Finnair
Bueno (341 opiniones)
Etihad Airways
Bueno (175 opiniones)
Vueling
Bueno (223 opiniones)
ITA Airways
Bueno (25 opiniones)
LATAM Airlines
Bueno (557 opiniones)
Singapore Airlines
Excelente (115 opiniones)
Aegean Airlines
Excelente (86 opiniones)
Ver más

Dónde alojarse en Burdeos

El centro de Burdeos cuenta con fabulosos hoteles y casas de huéspedes. El Hotel Particulier, en la calle Vital Carles, es una excelente opción boutique. Si quieres estar en el corazón de la ciudad, el Hotel du Théâtre está rodeado de tiendas y atracciones. El InterContinental Bourdeaux Le Grand es un céntrico establecimiento de 5 estrellas dotado con spa.

Zonas populares en Burdeos

1. Bassins á Flot son los muelles húmedos de la ciudad que, en los últimos años, se han transformado maravillosamente. Ahora incluyen un notable museo, centros de degustación de vino, una base submarina y muchos cafés, bares y restaurantes.

2. Saint-Pierre es un lugar exclusivo, elegante, carismático y encantadoramente galo. Incluye centenares de tiendas independientes, la plaza de la Bourse y Porte Cailhau.

3. Saint-Michel es el centro gastronómico de Burdeos. Cuenta con atractivos como el mercado interior Marché des Capucins y excepcionales restaurantes, como La Brasseri Taverne du Passage.

Hotel más popular en Burdeos por zona

Dónde alojarse en zonas populares de Burdeos

Los hoteles más reservados en Burdeos

Ibis Bordeaux Lac
Bueno (7.9, Bueno opiniones)
$63+
ibis Bordeaux Centre Gare Saint-Jean
Bueno (7.9, Bueno opiniones)
$67+
ibis budget Bordeaux Centre Gare Saint-Jean
Bueno (7.5, Bueno opiniones)
$69+
Appart'City Bordeaux Centre
Bueno (7, Bueno opiniones)
$73+
Ver todos

Cómo moverse en Burdeos

Transporte público

Es un placer usar sus tranvías, autobuses y servicios de alquiler de bicicletas. Los billetes sencillos para los dos primeros cuestan 1,50 EUR, si bien resulta mejor adquirir bonos de 5 o 10 viajes.

Taxi

No suele ser preciso tomar un taxi en Burdeos. Si te hace falta, mejor opta por Uber. Te costará 1 EUR la bajada de bandera y 1,5 EUR cada kilómetro seiscientos recorridos.

Coche

Alquilar un coche te permite alojarte cómodamente en un castillo fuera de la ciudad, desplazarte hasta las bodegas rurales y visitar atracciones próximas como el castillo de Duras. Thrify, Sixt y Hertz son las compañías habituales. Normalmente, por 15 EUR al día puedes alquilar un vehículo.

El costo de vida en Burdeos

Calles de compras

Comprar en Burdeos es una maravilla, sobre todo vino. El centro peatonal te ofrece las mejores oportunidades comerciales. Las calles Sainte-Catherine y Saint-James están plagadas de tiendas de ropa, joyas y perfumes. Las boutiques de moda, como Petrusse y Wolford, y la mítica Parfumerie de l'Ópera son magníficos exponentes del clásico lujo francés.

Comestibles y otros

Para las compras diarias, los grandes almacenes como Galeries Lafayette y los supermercados Auchan y Carrefour son buenas opciones. Los precios resultan moderados: una cerveza nacional de medio litro te costará 1,93 EUR.

Cheap meal
$12,79
Unos jeans
$87,95
Un trayecto en transporte público
$1,60
Un capuchino
$2,44