Guía de viaje Bruselas

Turismo Bruselas | Guía Bruselas

Te va a encantar Bruselas

Existen pocas ciudades tan multiculturales como Bruselas. Polifacética y hermosa, es uno de los principales centros políticos y administrativos de Europa y cuenta con tres idiomas oficiales.

Tanto su historia como su arquitectura gótica te inspirarán y te transportarán al pasado. De hecho, es una de la ciudades europeas más modernas y animadas. Su gente es amabilísima y no se deja influir por las barreras de idioma.

Además, Bruselas alberga algunas de las cervecerías más grandes del mundo y es ideal para los amantes del chocolate y las patatas fritas.

Las 5 mejores razones para visitar Bruselas

1. Arquitectura impactante

Esta ciudad se encuentra llena de edificios y tiendas fastuosos, muy ornamentados. Es el hogar del art nouveau, el estilo internacional nacido en el siglo XIX e inspirado en las curvas de las flores y las plantas.

2. Deliciosa gastronomía

Bélgica es un país famoso por sus extraordinarias delicias culinarias. No debes perderte su gran variedad de marcas de chocolate, especialmente Neuhaus y Godiva, sus famosísimos gofres ni sus patatas fritas al estilo autóctono. La variedad es, sin duda, un valor de esta cocina.

3. El paraíso de la cerveza

Si algo otorga a Bruselas más fama aún que la comida, es la cerveza. Existen bares con más de 100 opciones diferentes de cerveza, por lo que se convierte en un lugar incomparable para los amantes del lúpulo.

4. Arte y cultura

En los museos de esta ciudad se exhiben obras de algunos artistas muy famosos, como es el caso del Museo Magritte. En este ámbito, también debes visitar el fascinante Parlamentarium y la deliciosa Fábrica de Chocolate.

5. Compras admirables

Bruselas acoge algunos de los centros comerciales más bonitos de Europa. Dispone de tiendas únicas de ropa, objetos de colección y artículos de papelería. Y ofrece una fabulosa experiencia comercial inigualable en el Passage du Nord y en Les Galeries Royales Saint-Hubert.

Qué hacer en Bruselas

1. Fusionarse con Grand Place

Detente en el centro de esta plaza y déjate absorber por el espíritu del siglo XIV, tan bello como ancestral. Sus edificios se apoyan entre sí con sus fachadas doradas, las cuales brillan incluso en los días nublados. Sus atractivas calles se alejan de la plaza hacia lugares inolvidables, como la Mort Subite, donde te conviene probar la cerveza belga y las patatas fritas. ¡Y no olvides posar junto a la hilarante estatua de Manneken Pis: un niñito orinando, a modo de fuente, que ejemplifica el humor nativo!

2. Subir a Monts des Arts

Esta colina es un excelente mirador y centro cultural que ofrece espléndidas vistas de la icónica aguja del ayuntamiento y del Palacio Real. Su jardín, muy bien cuidado, es el punto de partida para un paseo que llega más allá de la biblioteca y el Museo de Bellas Artes. Este monte también acoge el Museo de Instrumentos Musicales y el Museo Magritte.

3. Comprar en Galeries Royales Saint-Hubert

Se trata de un auténtica maravilla arquitectónica edificada en el siglo XIX, precursora del actual concepto de centro comercial. Se mantiene a la vanguardia de estilo de vida desde su apertura, vendiendo de todo, desde ropa de diseño hasta deliciosos chocolates. A continuación, sigue en dirección a la antigua catedral de San Miguel y Santa Gúdula; enseguida encontrarás el Museo de los Cómics.

4. Callejear por Grand Sablon

Este elegante barrio está plagado de chocolaterías, confiterías y tiendas de antigüedades. Es el epicentro de pintorescas calles peatonales y alberga mercados de fin de semana en los que podrás comprar libros, baratijas y tesoros. La iglesia gótica de Notre Dame preside el ambiente del barrio.

5. Asomarse al futuro en el Atomium

El Atomium es el ícono de la capital de Bélgica. Es un edificio futurista que fue creado para la Feria Mundial de 1958, con el propósito de celebrar la ciencia. Esta brillante constelación de átomos gigantes se eleva sobre el parque de esculturas Mini-Europa y llama la atención desde todas las direcciones. En el interior, el renovado museo se ha puesto al día con el siglo XXI, ofreciendo exhibiciones, instalaciones multimedia y un exquisito restaurante con bellísimas vistas.

1. Fusionarse con Grand Place

Detente en el centro de esta plaza y déjate absorber por el espíritu del siglo XIV, tan bello como ancestral. Sus edificios se apoyan entre sí con sus fachadas doradas, las cuales brillan incluso en los días nublados. Sus atractivas calles se alejan de la plaza hacia lugares inolvidables, como la Mort Subite, donde te conviene probar la cerveza belga y las patatas fritas. ¡Y no olvides posar junto a la hilarante estatua de Manneken Pis: un niñito orinando, a modo de fuente, que ejemplifica el humor nativo!

2. Subir a Monts des Arts

Esta colina es un excelente mirador y centro cultural que ofrece espléndidas vistas de la icónica aguja del ayuntamiento y del Palacio Real. Su jardín, muy bien cuidado, es el punto de partida para un paseo que llega más allá de la biblioteca y el Museo de Bellas Artes. Este monte también acoge el Museo de Instrumentos Musicales y el Museo Magritte.

3. Comprar en Galeries Royales Saint-Hubert

Se trata de un auténtica maravilla arquitectónica edificada en el siglo XIX, precursora del actual concepto de centro comercial. Se mantiene a la vanguardia de estilo de vida desde su apertura, vendiendo de todo, desde ropa de diseño hasta deliciosos chocolates. A continuación, sigue en dirección a la antigua catedral de San Miguel y Santa Gúdula; enseguida encontrarás el Museo de los Cómics.

4. Callejear por Grand Sablon

Este elegante barrio está plagado de chocolaterías, confiterías y tiendas de antigüedades. Es el epicentro de pintorescas calles peatonales y alberga mercados de fin de semana en los que podrás comprar libros, baratijas y tesoros. La iglesia gótica de Notre Dame preside el ambiente del barrio.

5. Asomarse al futuro en el Atomium

El Atomium es el ícono de la capital de Bélgica. Es un edificio futurista que fue creado para la Feria Mundial de 1958, con el propósito de celebrar la ciencia. Esta brillante constelación de átomos gigantes se eleva sobre el parque de esculturas Mini-Europa y llama la atención desde todas las direcciones. En el interior, el renovado museo se ha puesto al día con el siglo XXI, ofreciendo exhibiciones, instalaciones multimedia y un exquisito restaurante con bellísimas vistas.

Dónde comer en Bruselas

Puedes conseguir en la calle algunos aperitivos típicos de Bruselas, como las patatas fritas, por 1 EUR o menos. No dejes de probar los clásicos mejillones en Chez Léon, próximo a Grand Place y La Brouette, cuyo ambiente resulta tan íntimo como acogedor. Esta ciudad también adora la comida tailandesa y vietnamita, y te contagiará si las pruebas. Lo normal es que un plato principal te cueste, en estos casos, entre 15 y 20 EUR en los restaurantes sencillos, y hasta 40 en los más lujosos. Las bebidas, sobre todo la cerveza, resultan bastante baratas. ¡No dejes de probar Délirium, que ofrece hasta 2000 tipos distintos de cerveza!

Cuándo visitar Bruselas

Bruselas en diciembre
Precio estimado de hotel
$53
1 noche en un hotel de 3 estrellas
Bruselas en diciembre
Precio estimado de hotel
$53
1 noche en un hotel de 3 estrellas

El mejor momento para visitar Bruselas depende de tus preferencias climáticas. El verano es una época popular entre los turistas, ya que permite disfrutar al máximo de sus abundantes jardines y parques. En cuanto a la temporada de invierno, lo más destacado son sus mercados navideños. La temperatura estival es agradable, pues no suele superar los 30 ºC; mientras que en invierno hace bastante frío, a menudo bajo cero y con nieve ocasional. El otoño y la primavera también aportan su encanto a la ciudad: colores cambiantes y tonos brillantes respectivamente.

Datos proporcionados por weatherbase
Temperaturas
Temperaturas
Promedio
Celsius (°C)
Datos proporcionados por weatherbase

Cómo llegar a Bruselas

En avión

Dos aeropuerto prestan sus servicios a Bruselas: Zaventem (BRU) y el Brussels South Charleroi Airport (CRL). El primero está a 10 kilómetros del centro y se dirige a aerolíneas regulares, entre ellas Brussels Airlines, British Airways y Delta Air Lines. Ofrece conexión por autobús con toda Bruselas, pagando 2,10 EUR por trayecto. El CRL, por su parte, es el que utiliza, sobre todo, la compañía low cost Ryanair. Se localiza a 48 kilómetros de la ciudad, si bien también existen autobuses baratos para llegar al centro. Por último, desplazarse en taxi hasta el BRU cuesta unos 40 EUR, pero te resultará difícil encontrar un taxi que te traslade hasta Charleroi.

En tren

Casi todos los trenes llegan a la estación Midi o a la Central, aunque algunos se detienen en Bruselas Norte y Sur. Desde Londres, Eurostar opera con trenes cada dos horas, mientras que desde París y Ámsterdam suele haber servicios cada 30 o 60 minutos.

En coche

Desplazarse en coche hasta Bruselas es una buena opción, ya que existen muchas autopistas que conducen a la capital belga. Desde el norte, llegarás por la A12 y, desde el sur, por la E19. Todas ellas circulan alrededor de la capital, por lo que puedes acercarte a Bruselas desde cualquier ubicación.

En autobús

GoEuro ofrece desplazamientos atractivos en bus hasta esta ciudad. Desde Londres, París, Ámsterdam o Berlín existen servicios directos que dejan en la estación Bruselas Norte. Una vez en la ciudad, podrás tomar el metro hacia cualquier lugar.

Aeropuertos cerca de Bruselas

Aerolíneas con servicio en Bruselas

United Airlines
Bueno (2.303 opiniones)
Lufthansa
Bueno (1.045 opiniones)
American Airlines
Bueno (3.753 opiniones)
KLM
Bueno (259 opiniones)
Air France
Bueno (269 opiniones)
British Airways
Bueno (745 opiniones)
Delta
Excelente (2.536 opiniones)
Turkish Airlines
Bueno (926 opiniones)
Qatar Airways
Bueno (835 opiniones)
SWISS
Excelente (287 opiniones)
Iberia
Bueno (526 opiniones)
Air Canada
Bueno (452 opiniones)
Austrian Airlines
Bueno (149 opiniones)
Emirates
Excelente (568 opiniones)
TAP AIR PORTUGAL
Bueno (329 opiniones)
Scandinavian Airlines
Bueno (255 opiniones)
Ryanair
Bueno (1.005 opiniones)
Brussels Airlines
Bueno (64 opiniones)
Finnair
Bueno (339 opiniones)
LOT
Bueno (209 opiniones)
Ver más

Dónde alojarse en Bruselas

Si estás buscando el lujo, los céntricos Sofitel, Pullman y Warwick te dejarán plenamente satisfecho. Bruselas también dispone de hoteles boutique en edificios históricos, como el Augustin, el Pantone o el Made in Louise en Ixelles. Por otra parte, esta ciudad ofrece una amplia variedad de albergues de precio asequible, y buen nivel, para presupuestos más ajustados.

Zonas populares en Bruselas

1. El centro de la ciudad es el lugar preferido por los visitantes para pasar su tiempo. En él se enclava Grand Place, numerosas galerías comerciales y abundantes museos.

2. Ixelles es un distrito famoso por haber sido el lugar de nacimiento de Audrey Hepburn. Posee multitud de parques, cafeterías y jardines, por lo que es un enclave tranquilo, acogedor y regenerador, perfecto para pasar un rato de lectura.

3. Etterbeek acoge el famosísimo Parc du Cinquantenaire junto a calles comerciales de lujo. Pasar un día en él, combinando pícnic y compras, es altamente recomendable.

Dónde alojarse en zonas populares de Bruselas

Los hoteles más reservados en Bruselas

Meininger Hotels Bruxelles City Center
Excelente (8.4, Excelente opiniones)
$29+
Aqua Hotel Brussels
Excelente (8.2, Excelente opiniones)
$80+
Urban City Centre Hostel
Bueno (7.2, Bueno opiniones)
$24+
Hotel Phenix
Bueno (6.7, Bueno opiniones)
$59+
Hostel Louise
Mediocre (3.3, Mediocre opiniones)
$115+
Royal Hotel
Aceptable (4.2, Aceptable opiniones)
$50+
Ver todos

Cómo moverse en Bruselas

Transporte público

El transporte público en Bruselas es excelente: dispone de una vasta red de metro, numerosos tranvías y multitud de autobuses. Un billete sencillo cuesta 2,10 EUR, pero lo mejor que puedes hacer es adquirir un bono de 24 horas por tan solo 7,50 EUR, con el que puedes enlazar cuando lo necesites e ir hasta el aeropuerto.

Taxi

Los taxis son abundantes y relativamente asequibles. La bajada de bandera sale por 2,40 EUR, y cada kilómetro seiscientos suma 2 EUR. El tráfico, en general, resulta fluido, por lo que los viajes suelen ser rápidos.

Coche

Hay varias sedes de Hertz, Avis y Sixt repartidas por la ciudad y sus aeropuertos. Por un vehículo estándar se suelen pagar unos 60 EUR diarios. Aparcar en Bruselas, sin embargo, es toda una aventura, porque la mayoría de las plazas en la calle están reservadas para residentes. Lo normal es que tengas que abonar entre 2 y 4 EUR por hora para el estacionamiento en la calle.

El costo de vida en Bruselas

La principal calle comercial es Rue Neuve, que se ubica a pocos pasos de Grand Place y acoge multitud de cadenas y boutiques. También Avenue Louise, en Ixelles, es una fantástica posibilidad: se trata de un bulevar rodeado de casas adosadas del siglo XIX y tiendas de lujo como Prada, Gucci y Louis Vuitton.

Uno de los aspectos positivos de Bruselas son las pequeñas tiendas de conveniencia que salpican toda la ciudad, ofreciendo comida preparada, comestibles, bebidas y artículos de cuidado personal. Delhaize es una de las más frecuentes y económicas, aunque Carrefour, Aldi y Hema también son alternativas atractivas. Comprar una barra de pan te costará 1 EUR y 10 huevos valen 2 EUR.

Cheap meal
$16,08
Unos jeans
$93,85
Un trayecto en transporte público
$2,25
Un capuchino
$2,97
Otras ciudades populares en Bruselas