Guía de viaje Ginebra

Turismo Ginebra | Guía Ginebra

Te va a encantar Ginebra

Ginebra es sede de la Cruz Roja y de la ONU. Se trata de un gran destino cultural, ideal para mojar pan tostado en una olla burbujeante de fondue, comprar relojes de lujo o disfrutar del chocolate.

Cuenta con una hermosa ciudad antigua y te permite visitar la casa del filósofo Jean-Jacques Rousseau, caminar por el jardín Inglés o pasear en barco por el lago Lemán. Cuando llega la nieve, las estaciones de esquí, como Chamonix, están muy próximas.

Si te gusta la historia, el aire libre o buscas serenidad en el centro de Europa, Ginebra es un maravilloso destino.

Las 5 mejores razones para visitar Ginebra

1. Fantásticas compras de lujo

Ginebra es uno de los mejores centros de producción de relojes del mundo y el hogar de marcas de lujo como Patek Philippe, Breguet y Rolex. En ella también son famosas sus boutiques de élite, como Bucherer y Chopard, que ofrecen deslumbrantes joyas y objetos de orfebrería.

2. El antiguo arsenal

En el entorno del ayuntamiento se localiza este atractivo edifico histórico que, en su tiempo, fue un antiguo arsenal. Actualmente es la sede de los archivos estatales y cuenta con cañones de época verdaderamente fotogénicos.

3. Silencio y relajación

Ginebra es una ciudad con el alma tranquila. La serenidad, la calma y la paz ambiental son apreciables, con unos niveles de ruido muy por debajo de los habituales en otras ciudades, especialmente españolas.

4. Exquisitos sabores suizos

Para empezar, degusta un bol recién fundido de fondue en el Café du Soleil o en Bourg-de-Four y, a continuación, prueba las creaciones de los maestros chocolateros suizos.

5. Pistas de esquí

Ginebra es una de las mejores opciones para combinar las atracciones urbanas con el esquí alpino. Un día puedes visitar el Centro de Arte Contemporáneo y, al siguiente, deslizarte por la nieve en Les Gets o Chamonix.

Qué hacer en Ginebra

1. Descubrir el lago Lemán y su entorno

Ginebra se ubica junto al lago Lemán. En él se encuentra el Jet d'Eau, una enorme fuente central que proyecta un chorro de agua a velocidad de vértigo. En su entorno se encuentra el jardín Inglés y, en la orilla contraria, el centro social de la ciudad, llamado Bains de Pâquis. Puedes usar los barcos de vapor Belle-Époque para recorrer el lago y para organizar excursiones de día a Yvoire, Montreux o el castillo de Chillon.

2. Recorrer el casco medieval

Ginebra cuenta con uno de los centros antiguos mejor conservados de Europa. Conocido como Vieille Ville, está lleno de sinuosas calles adoquinadas y lugares históricos bellísimos. Su epicentro es la plaza de Bourg-de-Four, un animado punto de partida para explorar la catedral de San Pedro y la Casa Tavel. En sus inmediaciones se agolpan incontables tiendas de antigüedades. Tras la visita turística, el Parc des Bastions y el Muro de la Reforma son perfectos para descansar.

3. Coronar Mont Salève

Al otro lado de la frontera, en Francia, se encuentra la colina privada de Ginebra: Mont Salève. Popularmente conocida como el Balcón de Ginebra, se puede llegar hasta ella practicando senderismo o en teleférico. Si buscas experiencias de montaña más impactantes que sus preciosas vistas, Mont Blanc y los Alpes están muy próximos.

4. Visitar la sede europea de Naciones Unidas

El Palacio de las Naciones es el símbolo de la Ginebra más internacional, pues acoge la sede europea de las Naciones Unidas. Es una obra maestra de la arquitectura neoclásica del siglo XX, casi tan grande como el mundialmente famoso Palacio de Versalles.

5. Cambiar de chip en Carouge

Si quieres cambiar de ambiente tras haber visitado las calles ginebrinas de alta gama, Carouge ofrece una presencia acogedora y clásica al otro lado del río Arve. Con mezcla de cultura suiza, francesa e italiana, sus calles están llenas de cafés, boutiques, galerías de antigüedades y callejones encantadores.

1. Descubrir el lago Lemán y su entorno

Ginebra se ubica junto al lago Lemán. En él se encuentra el Jet d'Eau, una enorme fuente central que proyecta un chorro de agua a velocidad de vértigo. En su entorno se encuentra el jardín Inglés y, en la orilla contraria, el centro social de la ciudad, llamado Bains de Pâquis. Puedes usar los barcos de vapor Belle-Époque para recorrer el lago y para organizar excursiones de día a Yvoire, Montreux o el castillo de Chillon.

2. Recorrer el casco medieval

Ginebra cuenta con uno de los centros antiguos mejor conservados de Europa. Conocido como Vieille Ville, está lleno de sinuosas calles adoquinadas y lugares históricos bellísimos. Su epicentro es la plaza de Bourg-de-Four, un animado punto de partida para explorar la catedral de San Pedro y la Casa Tavel. En sus inmediaciones se agolpan incontables tiendas de antigüedades. Tras la visita turística, el Parc des Bastions y el Muro de la Reforma son perfectos para descansar.

3. Coronar Mont Salève

Al otro lado de la frontera, en Francia, se encuentra la colina privada de Ginebra: Mont Salève. Popularmente conocida como el Balcón de Ginebra, se puede llegar hasta ella practicando senderismo o en teleférico. Si buscas experiencias de montaña más impactantes que sus preciosas vistas, Mont Blanc y los Alpes están muy próximos.

4. Visitar la sede europea de Naciones Unidas

El Palacio de las Naciones es el símbolo de la Ginebra más internacional, pues acoge la sede europea de las Naciones Unidas. Es una obra maestra de la arquitectura neoclásica del siglo XX, casi tan grande como el mundialmente famoso Palacio de Versalles.

5. Cambiar de chip en Carouge

Si quieres cambiar de ambiente tras haber visitado las calles ginebrinas de alta gama, Carouge ofrece una presencia acogedora y clásica al otro lado del río Arve. Con mezcla de cultura suiza, francesa e italiana, sus calles están llenas de cafés, boutiques, galerías de antigüedades y callejones encantadores.

Dónde comer en Ginebra

Ginebra es estupenda para los aficionados a la comida gourmet. ¿Quieres una auténtica fondue suiza de quesos locales? Café du Soleil es espectacular. Si buscas una comida con ambiente, el Café Papon tiene más de 200 años y Chez ma Cousine ofrece comidas deliciosas basadas principalmente en el pollo. Comer de restaurante no es barato, alrededor de unos 15 o 20 Fr. por persona.

Cuándo visitar Ginebra

Ginebra en noviembre
Precio estimado de hotel
$103
1 noche en un hotel de 3 estrellas
Ginebra en noviembre
Precio estimado de hotel
$103
1 noche en un hotel de 3 estrellas

Ginebra es perfecta para explorarla en cualquier momento del año. El lago es más atractivo en verano, aunque sus actividades están masificadas. Mayo o junio son excelentes opciones, con menos aglomeraciones. Para esquiar, febrero y marzo ofrecen buena nieve y precios más bajos. A principios de agosto se celebra el Festival Veneciano Jaycees del lago Ginebra, que ofrece comida, fuegos artificiales y marcha nocturna. La temperatura media anual es de 10,3 ºC y las máximas, en verano, no suelen pasar de los 26 ºC.

Datos proporcionados por weatherbase
Temperaturas
Temperaturas
Promedio
Celsius (°C)
Datos proporcionados por weatherbase

Cómo llegar a Ginebra

En avión

El aeropuerto de Ginebra (GVA) tiene conexiones a numerosos destinos internacionales. Tras aterrizar, recibirás un billete gratuito de transporte público, con el que podrás usar los autobuses y los trenes regulares hasta el centro, que se ubica a unos 4 kilómetros de distancia. Los taxis también son una opción, cuyo precio ronda los 30 Fr.

En tren

La estación Cornavin tiene conexiones directas con las principales ciudades francesas, italianas y alemanas y, por extensión, con destinos de toda Europa. Los autobuses y tranvías paran frente a la estación, cuya ubicación es céntrica, por lo que desplazarse al hotel no es complicado. Puedes viajar en tren desde París, con SNCF o TGV Lyria, desde 104,37 Fr. Desde Berna, el viaje sale por unos 31,31 Fr.

En coche

Si conduces desde Milán, debes tomar la carretera A4 y luego cambiar a la E25, la cual se convierte en la A40 tras cruzar la frontera suiza. Si viajas desde París, toma la A6 hacia Mâcon y después la A40 hacia Ginebra. Desde Berna solo necesitas tomar la ruta suiza 1, que va directa a Ginebra. Para seguir circulando tras cruzar la frontera desde Francia, tendrás que comprar un bono anual por 40 Fr.

En autobús

Además de contar con el servicio regional de autobús TPG, que conecta Ginebra con ciudades del lado francés de la frontera, esta ciudad tiene excelentes conexiones de autobús a otras ciudades suizas y de países vecinos. Son gestionadas por FlixBus y Eurolines, desde París; y Ouibus, que conecta la ciudad con Milán. También podrás llegar desde París con Bla Bla Car desde 52,77 Fr.

Aeropuertos cerca de Ginebra

Aerolíneas con servicio en Ginebra

United Airlines
Bueno (2.303 opiniones)
Lufthansa
Bueno (1.046 opiniones)
American Airlines
Bueno (3.753 opiniones)
KLM
Bueno (259 opiniones)
Air France
Bueno (269 opiniones)
British Airways
Bueno (745 opiniones)
Delta
Excelente (2.536 opiniones)
Turkish Airlines
Bueno (926 opiniones)
Qatar Airways
Bueno (835 opiniones)
SWISS
Excelente (288 opiniones)
Iberia
Bueno (526 opiniones)
Air Canada
Bueno (453 opiniones)
Austrian Airlines
Bueno (149 opiniones)
Emirates
Excelente (568 opiniones)
TAP AIR PORTUGAL
Bueno (329 opiniones)
Scandinavian Airlines
Bueno (255 opiniones)
Brussels Airlines
Bueno (64 opiniones)
Finnair
Bueno (339 opiniones)
LOT
Bueno (209 opiniones)
Etihad Airways
Bueno (175 opiniones)
Ver más

Dónde alojarse en Ginebra

¿Buscas un hotel de lujo en la ciudad medieval? Hôtel Les Armures es excelente, aunque pagarás menos en el Hôtel Central y en el Hôtel de la Cigogne. Cerca del lago están el Hôtel Métropole Genève, frente al jardín Inglés, y el funcional Eastwest Hôtel. Los precios varían entre los 30,77 Fr. del City Hostel Geneva y los 695 Fr. del Mandarin Oriental Geneva.

Zonas populares en Ginebra

1. Vieille Ville, el casco antiguo de Ginebra, está plagado de atracciones históricas y calles empedradas. Ofrece excelentes oportunidades para comprar cerca de la plaza de Bourg-de-Four, bares con ambiente como La Clémence y la magnífica catedral de San Pedro, donde Calvino contribuyó a poner en marcha la Reforma Protestante.

2. Plainpalais es un distrito animado ubicado al sur del casco viejo. Proporciona gangas en su famoso mercadillo, que se celebra los miércoles y los sábados. Incluye interesantes hoteles, de distintos precios, como el Carmen y el Adriatica, así como algunos de los mejores bares y discotecas de Ginebra, como Le Kraken Bar.

3. Eaux-Vives, que ocupa el este de Ginebra, ofrece un buen acceso a la orilla del lago. Es el lugar más relajante para alojarse, ya que incluye espacios verdes como el jardín Inglés, cuyo reloj de flores es único. Hôtel Les Armures y Hôtel Bristol son excelentes alojamientos de alta gama, muy bien localizados.

Hotel más popular en Ginebra por zona

Dónde alojarse en zonas populares de Ginebra

Los hoteles más reservados en Ginebra

Fraser Suites Geneva
Excelente (8.9, Excelente opiniones)
$407+
Eastwest Hotel
Excelente (8.9, Excelente opiniones)
$210+
Tiffany Hotel
Excelente (8.5, Excelente opiniones)
$185+
Hotel Astoria
Excelente (8.2, Excelente opiniones)
$114+
Hotel President Wilson, a Luxury Collection Hotel, Geneva
Excelente (8.1, Excelente opiniones)
$535+
Novotel Geneve Centre
Excelente (8, Excelente opiniones)
$207+
Ver todos

Cómo moverse en Ginebra

Transporte público

Ginebra ha desarrollado un plan que proporciona transporte público gratuito a todos los huéspedes de hoteles y albergues. Pide tu tarjeta TPG gratuita, válida para autobuses y tranvías. Si no la tienes, sus tarifas únicas son 2 Fr. y los pases diarios para todos los sistemas de transporte cuestan 8 Fr. En verano, en Genève Roule podrás utilizar una bicicleta gratuita al presentar tu pasaporte.

Taxi

Los taxis en Ginebra son muy caros, es preferible no usarlos. Si necesitas uno, pagarás 6 Fr. por cada 1,6 kilómetros. Uber cobra 3 Fr. por la bajada de bandera y unos 2,80 Fr. por cada 1,6 kilómetros adicionales.

Coche

Disponer de coche permite visitar los valles alpinos y los lagos cercanos. Puedes alquilarlo en Sixt, Hertz o Thrifty Car Rental, desde 22 Fr. diarios.

El costo de vida en Ginebra

Calles de compras

Ginebra es perfecta para hacer compras de lujo. ¿Buscas relojes? Acude a Patek Philippe, en la calle Rhône, o a Swatch en la de Mont-Blanc. En el casco antiguo encontrarás los mejores chocolateros, como Auer Chocolatier y Christian Constant, mientras que el mercadillo Plainpalais es ideal para las antigüedades y las prendas vintage.

Comestibles y otros

Comprar alimentos es sencillo, gracias a los supermercados Migros y Lidl. Es una buena estrategia adquirir en ellos productos de pícnic, pues el nivel de vida es alto. Pagarás 5,50 Fr. por una docena de huevos, y una cerveza, en un bar, te saldrá por 3,60 Fr.

Cheap meal
$24,83
Unos jeans
$110,58
Un trayecto en transporte público
$2,98
Un capuchino
$4,09
Otras ciudades populares en Ginebra