Guía de viaje Innsbruck

Turismo Innsbruck | Guía Innsbruck

Te va a encantar Innsbruck

La ciudad de Innsbruck, en el oeste de Austria, es conocida por su exuberante vegetación y su programación de actividades al aire libre. Tiene mucho que ofrecerte: desde palacios hasta estupendas pistas de esquí.

El estilo de vida y la cultura del Tirol, la región donde se ubica, la imponente presencia de los Alpes, la música característica y un ambiente de cuento que parece sacado de la serie de animación Heidi forman parte de sus atractivos. Pero Innsbruck es mucho más que su entorno, el cual se puede admirar desde el famoso teleférico del Nordkette.

Comprar cristales de Swarovski, probar la auténtica tarta Sacher y el strudel de manzana o visitar The Golden Roof son algunas de las posibilidades que te propone esta sorprendente ciudad.

Las 5 mejores razones para visitar Innsbruck

1. El Hofburg

El Palacio de Hofburg fue, durante casi medio siglo, la sede de la familia real de Habsburgo. Actualmente es un museo y un lugar de celebración para eventos estatales formales en Austria.

2. El zoológico Alpino

Tras desplazarte en funicular por la montaña de Hungerburg y admirar las impresionantes vistas de las montañas y la ciudad, acude a este pequeño zoológico de animales alpinos.

3. Patscherkofel

Patscherkofel es la cumbre alpina más célebre. Cuenta con numerosas estaciones de esquí, situadas a solo 7 kilómetros de Interlaken.

4. Salto de esquí en Bergisel

Ver a los saltadores de esquí lanzarse desde lo alto de Bergisel es impresionante. Tómate un café y unas golosinas en la cafetería antes o después de presenciar el espectáculo.

5. Museo de Arte Popular Tirolés

Este museo patrimonial de primer nivel en Europa, que se encuentra frente al Palacio de Hofburg, permite descubrir las características principales de este segmento cultural.

Qué hacer en Innsbruck

1. Visitar Hofkirche, la iglesia del emperador

Construida por el emperador Fernando I, la iglesia Hofkirche es un monumento dedicado al emperador Maximiliano. Contiene los restos de Andreas Hofer, un héroe nacional de Tirol. Su interior ofrece un impresionante diseño renacentista y gótico tardío alemán. Su belleza llama la atención por sus elaborados cromatismos, el majestuoso altar, las galerías y las columnas de mármol rojo. El cenotafio de Maximiliano, que descansa en esta iglesia, es un magnífico testimonio de la escultura alemana.

2. Admirar el Tejado de Oro

El Goldenes Dachl o Tejado de Oro está hecho con más de 2500 tejas de cobre doradas al fuego. Constituye un símbolo de la decadencia austríaca, y acogió la boda del emperador Maximiliano con Bianca Maria Sforza. Todo el edificio está decorado con murales, escudos de armas y frescos. Los visitantes también pueden contemplar relieves de época sobre Maximiliano, las invasiones del territorio y otras historias cautivadoras.

3. Fotografiarse delante de la Columna de Santa Ana

La hermosa y majestuosa Columna de Santa Ana está abierta a todos los visitantes de Innsbruck. Conmemorativa de la liberación frente a las tropas bávaras, se encuentra adornada por estatuas y esculturas de querubines situados en su base. También cuenta con una pequeña pero exuberante área de césped que rodea la columna, donde los visitantes pueden relajarse sin salir de la ciudad y tomar estupendas fotografías.

4. Elevarse en el teleférico Nordkette

En un día despejado, coge el teleférico desde el corazón de Innsbruck hasta la cordillera Karwendel. En su máxima expresión, ofrece, posiblemente, las vistas más impresionantes del mundo, así como senderos alpinos y pistas de esquí de primer nivel internacional. El teleférico Nordkette y dos de sus estaciones fueron construidas por Zaha Hadid, quien se inspiró en las formas curvilíneas de las nubes.

5. Dejarse deslumbrar en el Swarovski Crystal Worlds

El Swarovski Crystal Worlds nació como museo en 1995, con el propósito de celebrar el centenario de esta compañía. En la actualidad ofrece una experiencia completa a sus visitantes. El recorrido comienza con una cabeza gigante, concebida por el artista austríaco André Heller, que expulsa agua. Recorre el laberinto subterráneo de cristal y admira una de sus joyas principales: Crystal Cloud, una impresionante creación con más de 800 000 cristales de Swarovski manufacturados, capaces de brillar sobre un espejo negro.

1. Visitar Hofkirche, la iglesia del emperador

Construida por el emperador Fernando I, la iglesia Hofkirche es un monumento dedicado al emperador Maximiliano. Contiene los restos de Andreas Hofer, un héroe nacional de Tirol. Su interior ofrece un impresionante diseño renacentista y gótico tardío alemán. Su belleza llama la atención por sus elaborados cromatismos, el majestuoso altar, las galerías y las columnas de mármol rojo. El cenotafio de Maximiliano, que descansa en esta iglesia, es un magnífico testimonio de la escultura alemana.

2. Admirar el Tejado de Oro

El Goldenes Dachl o Tejado de Oro está hecho con más de 2500 tejas de cobre doradas al fuego. Constituye un símbolo de la decadencia austríaca, y acogió la boda del emperador Maximiliano con Bianca Maria Sforza. Todo el edificio está decorado con murales, escudos de armas y frescos. Los visitantes también pueden contemplar relieves de época sobre Maximiliano, las invasiones del territorio y otras historias cautivadoras.

3. Fotografiarse delante de la Columna de Santa Ana

La hermosa y majestuosa Columna de Santa Ana está abierta a todos los visitantes de Innsbruck. Conmemorativa de la liberación frente a las tropas bávaras, se encuentra adornada por estatuas y esculturas de querubines situados en su base. También cuenta con una pequeña pero exuberante área de césped que rodea la columna, donde los visitantes pueden relajarse sin salir de la ciudad y tomar estupendas fotografías.

4. Elevarse en el teleférico Nordkette

En un día despejado, coge el teleférico desde el corazón de Innsbruck hasta la cordillera Karwendel. En su máxima expresión, ofrece, posiblemente, las vistas más impresionantes del mundo, así como senderos alpinos y pistas de esquí de primer nivel internacional. El teleférico Nordkette y dos de sus estaciones fueron construidas por Zaha Hadid, quien se inspiró en las formas curvilíneas de las nubes.

5. Dejarse deslumbrar en el Swarovski Crystal Worlds

El Swarovski Crystal Worlds nació como museo en 1995, con el propósito de celebrar el centenario de esta compañía. En la actualidad ofrece una experiencia completa a sus visitantes. El recorrido comienza con una cabeza gigante, concebida por el artista austríaco André Heller, que expulsa agua. Recorre el laberinto subterráneo de cristal y admira una de sus joyas principales: Crystal Cloud, una impresionante creación con más de 800 000 cristales de Swarovski manufacturados, capaces de brillar sobre un espejo negro.

Dónde comer en Innsbruck

Speckeria, cerca de Hofburg, sirve una gran selección de platos locales de carne maridados con buen vino. Otros restaurantes recomendables son los elegantes Bistro Gourmand, Woodfire y Das Schindler. Si te apetece degustar la gastronomía tradicional, el Restaurant Bierwirt y die Wilderin son buenas opciones. Una comida estándar te costará entre 20 y 25 EUR.

Cuándo visitar Innsbruck

Innsbruck en noviembre
Precio estimado de hotel
$78
1 noche en un hotel de 3 estrellas
Innsbruck en noviembre
Precio estimado de hotel
$78
1 noche en un hotel de 3 estrellas

Innsbruck es un popular destino invernal. Entre diciembre y abril es la mejor época para aprovechar sus pistas de clase mundial y disfrutar del esquí, el snowboard y otros deportes de invierno. La temperatura media anual ronda los 9 ºC, pero en los primeros meses del año, como enero y febrero, lo habitual es encontrarse a entre 1 y -1 ºC.

Datos proporcionados por weatherbase
Temperaturas
Temperaturas
Promedio
Celsius (°C)
Datos proporcionados por weatherbase

Cómo llegar a Innsbruck

En avión

El aeropuerto internacional de Kranebitten se encuentra a 5 kilómetros de Innsbruck. Existen buenas conexiones y frecuencias de autobús (sobre todo la línea F) para desplazarse hasta la ciudad, cuyos billetes rondan los 2 EUR. Coger un taxi hasta el centro te saldrá por entre 10 y 15 EUR.

En tren

La estación de tren de Innsbruck Hauptbahnhof se localiza en el centro de la ciudad. En ella opera la Red Nacional de Ferrocarriles Austríacos, que ofrece un servicio rápido, cómodo y eficiente. Por ello, es posible llegar en tren hasta Innsbruck tanto desde otras ciudades austríacas como desde los países vecinos. El Railjet, por ejemplo, traslada desde Viena 15 veces al día, realizando el recorrido en unas 4 horas y 15 minutos. Existen ofertas para viajar desde 9 EUR.

En coche

La autopista A1 te conducirá desde la capital, Viena, hasta Innsbruck en algo menos de 5 horas. El tráfico resulta tranquilo y conducir no es complicado.

En autobús

Es posible encontrar viajes de ida y vuelta en autobús hasta Innsbruck, desde diferentes capitales europeas, a precios económicos. Así, a través de GoEuro puedes viajar desde Múnich por entre 6 y 8 EUR, aunque las ofertas fluctúan según las circunstancias. Y, con FlixBus, desde Verona por 11,9 EUR y desde Viena por 18,99 EUR.

Aeropuertos cerca de Innsbruck

Aerolíneas con servicio en Innsbruck

United Airlines
Bueno (2.319 opiniones)
Lufthansa
Bueno (1.052 opiniones)
American Airlines
Bueno (3.766 opiniones)
KLM
Bueno (259 opiniones)
British Airways
Bueno (757 opiniones)
Delta
Excelente (2.549 opiniones)
Turkish Airlines
Bueno (936 opiniones)
Air Canada
Bueno (463 opiniones)
Austrian Airlines
Bueno (153 opiniones)
Emirates
Excelente (578 opiniones)
TAP AIR PORTUGAL
Bueno (329 opiniones)
Scandinavian Airlines
Bueno (261 opiniones)
Ryanair
Bueno (1.014 opiniones)
Finnair
Bueno (346 opiniones)
LOT
Bueno (209 opiniones)
Singapore Airlines
Excelente (115 opiniones)
Aegean Airlines
Excelente (87 opiniones)
easyJet
Bueno (274 opiniones)
Eurowings
Bueno (50 opiniones)
Norwegian
Bueno (38 opiniones)
Ver más

Dónde alojarse en Innsbruck

El Sporthotel Igls es un hotel de estilo barroco que se localiza en el centro de la ciudad. Ofrece habitaciones muy acogedoras desde 150 EUR por noche, un precio que incluye el desayuno. La media de precios ronda los 118 EUR, pero existen alternativas de todo tipo. Desde establecimientos más asequibles, como el agradable Hotel Goldene Krone, por 84,29 EUR, hasta propuestas de alto standing, entre ellas el Hotel Innsbruck, donde una habitación te puede salir por unos 166 EUR.

Zonas populares en Innsbruck

1. El casco antiguo presenta la arquitectura barroca y gótica de época. Es el lugar más característico de la ciudad, pues alberga el Hofburg y otros monumentos nacionales, aunque también el más dulce. ¿Eres goloso? Prepárate a disfrutar el mejor itinerario dulce de la ciudad, visitando lugares como las pastelerías Konditorei Munding y Zimt & Zucker, cuyas tejas de oro son extraordinarias. También el chocolate de Pichler y la repostería de Arko Confiserie, así como la tradicional tarta de la cafetería Sacher, deben formar parte de tu ruta.

2. El entorno de la calle Maria Theresien, próximo al casco histórico, es el auténtico núcleo comercial de la ciudad. Concentra numerosas tiendas de moda, galerías comerciales y comercios deportivos como Sportler Alpin, la tienda de deportes de montaña más grande del Tirol. Las tiendas Bogner y Oakley, y los centros comerciales Kaufhaus Tyrol y RathausGalerien conviven con el patrimonio arquitectónico más atractivo, como la Columna de Santa Ana, la antigua sede de la Junta Regional, la iglesia del Hospital y la iglesia de los Siervos.

3. Voralberg está ubicado entre las cadenas Alpine, Tuxer y Stubai. Es el barrio más popular entre los aficionados a los deportes de invierno.

Hotel más popular en Innsbruck por zona

Dónde alojarse en zonas populares de Innsbruck

Los hoteles más reservados en Innsbruck

Hotel Innsbruck
Excelente (8.9, Excelente opiniones)
$171+
Austria Trend Hotel Congress Innsbruck
Excelente (8.6, Excelente opiniones)
$146+
Penz Hotel West
Excelente (8.6, Excelente opiniones)
$130+
Hotel Grauer Bär
Excelente (8.5, Excelente opiniones)
$142+
Alphotel Innsbruck
Excelente (8.2, Excelente opiniones)
$99+
Hotel Central
Excelente (8.1, Excelente opiniones)
$133+
Ver todos

Cómo moverse en Innsbruck

Transporte público

InnBus gestiona el sistema de autobuses y tranvías en todo Innsbruck. Los billetes y abonos diarios se pueden adquirir en las máquinas expendedoras locales, teniendo en cuenta que cada viaje cuesta 1,7 EUR.

Taxi

Hay muchas paradas de taxis disponibles en Innsbruck. Las tarifas comienzan en 6,20 EUR y, un recorrido estándar, puede salirte por unos 15 EUR.

Coche

Los vehículos de alquiler están disponibles en el aeropuerto, la estación de tren y el centro de la ciudad. Las principales compañías de alquiler de coches que puedes encontrar son Avis, Sunny Cars y Auto Europe, cuyos precios diarios comienzan en 100 EUR.

El costo de vida en Innsbruck

Calles de compras

Además de la ya mencionada calle Maria Theresien, la principal arteria peatonal y comercial de Innsbruck, existen atractivos centros comerciales como Sillpark, en el entorno de la estación central ferroviaria, o DEZ y Wes, que se localizan en las afueras pero son accesibles con transporte público. También el centro comercial Cyta es una buena alternativa.

Comestibles y otros

Los principales mercados para comprar alimentos en Innsbruck son Markthalle, MPREIS y Billa AG. Una docena de huevos cuesta 3,5 EUR y una cerveza nacional de medio litro, otros 3,5 EUR.

Cheap meal
$11,38
Unos jeans
$76,63
Un trayecto en transporte público
$3,00
Un capuchino
$2,94
Otras ciudades populares en Tirol