Guía de viaje Mastrique

Turismo Mastrique | Guía Mastrique

Te va a encantar Mastrique

Maastricht es una ciudad tranquila pero vibrante, que se ubica en el sur de los Países Bajos. Sus hermosas calles empedradas, su arquitectura atractiva, su diseño posmoderno y las vistas del río Mosa atraen a viajeros de todo el mundo.

Actualmente la habitan 123 000 personas, por lo que se encuentra entre las 20 ciudades más grandes de Holanda. Se trata de un destino turístico muy popular y está considerada la ciudad menos neerlandesa y menos nórdica de Holanda.

Maastricht se sitúa a 230 kilómetros de la capital del país, Ámsterdam. Gracias a su gran casco antiguo y su interesante ubicación es un enclave inolvidable.

Las 5 mejores razones para visitar Mastrique

1. Atractivos mercados

El mercado más conocido de Maastricht se localiza en la plaza Markt. Rodeado por la muralla y por impactantes mansiones, se celebra todos los miércoles y los viernes, día en el que incorpora un mercado de pescado. Cuenta con unos 200 puestos y ofrece casi de todo: flores, plantas, ropa, cosméticos, alimentos y otros productos frescos. Además, el mercado orgánico de Maastricht y el mercadillo, que se localizan en la Stationsstraat los jueves y los sábados, respectivamente, también invitan a comprar en un ambiente óptimo.

2. Iglesias memorables

Disfruta de los tesoros de San Servacio o la basílica de Nuestra Señora, cuya imponente estampa destaca por sus torres.

3. El carnaval

Durante las celebraciones del carnaval te sumergirás en un alocado y fantasioso universo de diversión y buena onda. Disfruta con la inversión de papeles, los disfraces, los desfiles, la buena comida y todos los placeres y libaciones que se concentran en Maastricht tres días antes del Miércoles de Ceniza y la Cuaresma.

4. Un paseo por el romántico Valkenburg

A solo 13 kilómetros al este de Maastricht se encuentra el pintoresco e idílico distrito de Valkenburg. Explora sus calles empedradas y relájate en su spa curativo, el Thermae 2000, dotado con cálidas piscinas y baños alimentados desde manantiales.

5. Rutas alternativas

¿Sabías que puedes desplazarte hasta Alemania en un corto paseo en bicicleta y hasta Bélgica a pie? También puedes conocer algunas ciudades europeas clásicas de este modo o apuntándote a un crucero por el río Mosa.

Qué hacer en Mastrique

1. Emocionarse con el arte

Abierto en 1884, el Bonnefantenmuseum se encuentra en un antiguo enclave industrial llamado Céramique. El original e innovador diseño del arquitecto Aldo Rossi incluye una cúpula en forma de cohete que proporciona impactantes vistas del río. Este museo combina piezas de arte clásico y contemporáneo. En el primer piso encontrarás obras de los antiguos maestros europeos, así como una amplia colección de escultura medieval. En el segundo, creaciones modernas de minimalismo estadounidense, arte povera italiano y arte conceptual.

2. Visitar el santuario de San Servacio

Desde 1039 el Sint-Servaasbasiliek es una iglesia románica construida sobre la tumba de San Servacio, el exobispo de Tongeren, fallecido en 384. Esta basílica presenta un Bergportaal esculpido de 1180, así como una aguja gótica incorporada en 1556. Su interior incluye un admirable relicario de plata que fue donado por el biógrafo de Carlomagno, Einhard, en 830. Se completa con el relicario de San Servacio, el busto de relicario, la llave, la copa, el báculo y la cruz pectoral. La iglesia también exhibe una famosa colección de marfiles y textiles medievales.

3. Conquistar una fortaleza

Construido en el siglo XVIII para defender Maastricht de los franceses, Fort Sint Pieter es una fortaleza hexagonal que domina el río Mosa. Se encuentra repleto de laberintos, túneles y oquedades que unen las cuevas subterráneas de la ciudad. El fuerte presenta hileras de ventanas de artillería y paredes impenetrables que soportaron un ataque francés en 1794. La fortaleza fue restaurada en 2011 y actualmente ofrece visitas guiadas, en las cuales se destaca el daño causado por aquella fallida invasión francesa en la que tanto tuvieron que ver las características de este fortín casi inexpugnable.

4. Descubrir un tesoro arqueológico

Diseñado por el arquitecto Jo Coenen, el moderno Centre Céramique es un espacio cultural que incluye una biblioteca, un área de exposición y un departamento de archivo. Está ubicado en el distrito de Céramique de la ciudad y alberga la colección arqueológica de Maastricht. Entre lo más destacado figuran una colección de monedas celtas de Amby y esculturas romanas excavadas, así como una muestra permanente de loza y vidrio holandés. El museo también exhibe exposiciones temporales y cuenta con dos restaurantes, los cuales sirven una selección gourmet de café, sándwiches y pasteles.

5. Disfrutar de colecciones de arte al son del reloj

Ubicado en el edificio del gobierno español, fechado en el siglo XVI, el Museum aan het Vrijthof exhibe una colección de arte moderno y artefactos. En 1954, Frederik Wagner y Ambrosina de Wit donaron su colección de arte a una fundación de Maastricht, que a su vez la donó a este museo. La colección permanente incluye pinturas de plata del siglo XVIII y principios del XX, así como una selección de relojes antiguos. Desde su reapertura en 2012, algunas salas se han dedicado a figuras como el emperador Carlos V, el empresario Petrus Regout, la impresora Jean-Edmé Dufour, el arquitecto Mathias Soiron y el autor Philippus van Gulpen.

1. Emocionarse con el arte

Abierto en 1884, el Bonnefantenmuseum se encuentra en un antiguo enclave industrial llamado Céramique. El original e innovador diseño del arquitecto Aldo Rossi incluye una cúpula en forma de cohete que proporciona impactantes vistas del río. Este museo combina piezas de arte clásico y contemporáneo. En el primer piso encontrarás obras de los antiguos maestros europeos, así como una amplia colección de escultura medieval. En el segundo, creaciones modernas de minimalismo estadounidense, arte povera italiano y arte conceptual.

2. Visitar el santuario de San Servacio

Desde 1039 el Sint-Servaasbasiliek es una iglesia románica construida sobre la tumba de San Servacio, el exobispo de Tongeren, fallecido en 384. Esta basílica presenta un Bergportaal esculpido de 1180, así como una aguja gótica incorporada en 1556. Su interior incluye un admirable relicario de plata que fue donado por el biógrafo de Carlomagno, Einhard, en 830. Se completa con el relicario de San Servacio, el busto de relicario, la llave, la copa, el báculo y la cruz pectoral. La iglesia también exhibe una famosa colección de marfiles y textiles medievales.

3. Conquistar una fortaleza

Construido en el siglo XVIII para defender Maastricht de los franceses, Fort Sint Pieter es una fortaleza hexagonal que domina el río Mosa. Se encuentra repleto de laberintos, túneles y oquedades que unen las cuevas subterráneas de la ciudad. El fuerte presenta hileras de ventanas de artillería y paredes impenetrables que soportaron un ataque francés en 1794. La fortaleza fue restaurada en 2011 y actualmente ofrece visitas guiadas, en las cuales se destaca el daño causado por aquella fallida invasión francesa en la que tanto tuvieron que ver las características de este fortín casi inexpugnable.

4. Descubrir un tesoro arqueológico

Diseñado por el arquitecto Jo Coenen, el moderno Centre Céramique es un espacio cultural que incluye una biblioteca, un área de exposición y un departamento de archivo. Está ubicado en el distrito de Céramique de la ciudad y alberga la colección arqueológica de Maastricht. Entre lo más destacado figuran una colección de monedas celtas de Amby y esculturas romanas excavadas, así como una muestra permanente de loza y vidrio holandés. El museo también exhibe exposiciones temporales y cuenta con dos restaurantes, los cuales sirven una selección gourmet de café, sándwiches y pasteles.

5. Disfrutar de colecciones de arte al son del reloj

Ubicado en el edificio del gobierno español, fechado en el siglo XVI, el Museum aan het Vrijthof exhibe una colección de arte moderno y artefactos. En 1954, Frederik Wagner y Ambrosina de Wit donaron su colección de arte a una fundación de Maastricht, que a su vez la donó a este museo. La colección permanente incluye pinturas de plata del siglo XVIII y principios del XX, así como una selección de relojes antiguos. Desde su reapertura en 2012, algunas salas se han dedicado a figuras como el emperador Carlos V, el empresario Petrus Regout, la impresora Jean-Edmé Dufour, el arquitecto Mathias Soiron y el autor Philippus van Gulpen.

Dónde comer en Mastrique

Alrededor de Onze Lieve Vrouweplein se localizan diversos lugares excelentes para comer entre los que podrás elegir. Un establecimiento particularmente popular es el Café Carlomagno, que ofrece platos deliciosos y muchos asientos al aire libre. En general, es posible comer desde 4,80 EUR.

Cuándo visitar Mastrique

Mastrique en febrero
Precio estimado de hotel
$59
1 noche en un hotel de 3 estrellas
Mastrique en febrero
Precio estimado de hotel
$59
1 noche en un hotel de 3 estrellas

Aunque el clima es bastante homogéneo en los Países Bajos, esta ciudad suele ser más cálida porque se encuentra en el interior y en el sur. Su temperatura es aceptable todo el año, con una media de 9,8 ºC. Julio, con una media de 17,4 ºC, es el mes más caluroso, y junio el más lluvioso.

Datos proporcionados por weatherbase
Temperaturas
Temperaturas
Promedio
Celsius (°C)
Datos proporcionados por weatherbase

Cómo llegar a Mastrique

En avión

La mayoría de los viajeros aterrizan en el aeropuerto de Maastricht Aquisgrán, ubicado a 13 kilómetros de la ciudad. Utiliza la línea de autobús 30 para desplazarte al centro por 3,12 EUR o, si lo prefieres, coge un taxi por unos 25 EUR.

En tren

Los trenes llegan a las estaciones Maastricht eponymous y Maastricht Randwyck. Los trayectos desde Sittard, Utrecht y Ámsterdam oscilan entre los 4,20 EUR y los 28,70 EUR de los viajes directos.

En coche

Conducir desde y hacia Maastricht es bastante cómodo. Desde Sittard, Bélgica y Francia, utiliza la A2 y, desde Heerlen y Aquisgrán, la A79.

En autobús

Los principales operadores de servicios de autobuses son Eurolines Netherlands, DeinBus y Semi Tours. Las tarifas hacia y desde las ciudades locales se sitúan entre los 5,50 EUR y los 7 EUR. Dado que Maastricht cuenta con un buen sistema de autobuses, no necesitarás sacar tu coche del garaje durante tu estancia.

Aeropuertos cerca de Mastrique

Aerolíneas con servicio en Mastrique

KLM
Bueno (259 opiniones)
British Airways
Bueno (745 opiniones)
Ryanair
Bueno (1.007 opiniones)
Aegean Airlines
Excelente (86 opiniones)
Pegasus Airlines
Bueno (160 opiniones)
Wizz Air
Bueno (210 opiniones)
SunExpress
Bueno (25 opiniones)
Air Malta
Excelente (15 opiniones)
Transavia
Bueno (29 opiniones)
TUI Fly Belgium
Aceptable (8 opiniones)
TUI Nederland
Excelente (1 opiniones)
Ver más

Dónde alojarse en Mastrique

Para disfrutar de una estancia original, memorable y lujosa, instálate en Kruisherenhotel, un antiguo monasterio reconvertido. Designhotel Maastricht es otro gran hotel boutique, mientras que el Stayokay Maastricht es económico y cuenta con vistas al río Mosa. Encontrarás alojamientos sencillos, como el Stayokay Maastricht Hostel, desde 23 EUR, así como establecimientos lujosos desde 100 EUR, entre ellos el Select Hotel Apple Park Maastricht.

Zonas populares en Mastrique

1. Maastricht Centrum incluye la basílica de Nuestra Señora y el increíble Museo Bonnefanten, un guiño a la arquitectura posmoderna que se aprecia en este distrito.

2. Wyck-Céramique es un histórico, próspero y bello distrito localizado en el suroeste de Maastricht. Cuenta con numerosas iglesias pequeñas, acompañadas de cafeterías modernas y de moda.

3. Helpoort, que forma del parte del casco antiguo, dispone de numerosas tiendas y restaurantes pequeños. Pero su fama principal procede de su área más antigua y dañada, Hell's Gate, donde se ubica la imponente Torre Jeker.

Dónde alojarse en zonas populares de Mastrique

Los hoteles más reservados en Mastrique

Kruisherenhotel Maastricht
Excelente (8.8, Excelente opiniones)
$233+
Buitenplaats Vaeshartelt
Excelente (8.2, Excelente opiniones)
$99+
Mabi Hotel Centrum
Excelente (8.2, Excelente opiniones)
$106+
Townhouse Design Hotel & Spa
Bueno (7.9, Bueno opiniones)
$108+
Crowne Plaza Maastricht
Bueno (7.6, Bueno opiniones)
$145+
Ver todos

Cómo moverse en Mastrique

Transporte público

El servicio de autobús de la ciudad se conoce como "Stadsbus" y la forma más económica de viajar es obtener una tarjeta con chip OV por 7,50 EUR, recargable desde 5 EUR.

Taxi

Los taxis Frenske, Avantax Maastricht y Taxi Royal Maastricht cobran una bajada de bandera de 7,5 EUR, con un cargo adicional de 3,24 EUR por cada medio kilómetro recorrido.

Coche

Las compañías de alquiler más populares son Hertz, Europcar y Sixt. También puedes optar por el buscador EasyTerra Car Hire en el que podrás encontrar todos los proveedores disponibles en la ciudad con sus respectivos precios.

El costo de vida en Mastrique

Calles de compras

Ir de compras en Maastricht se limita principalmente a la plaza central del Ayuntamiento y al barrio Maastricht Centrum, entre Vrijthof y Markt. Las tiendas especializadas se encuentran en Sint Servaasbrug.

Comestibles y otros

Para que te hagas una somera idea de cómo se mueven los precios, ten en cuenta como referencia que en Maastricht, un litro de leche tiene un precio de 0,82 EUR, una docena de huevos cuesta 2 EUR y la cerveza nacional cuesta alrededor de 11,15 EUR.

Cheap meal
$13,33
Unos jeans
$91,44
Un trayecto en transporte público
$3,33
Un capuchino
$2,99
Otras ciudades populares en Limburg