Guía de viaje Bremen

Turismo Bremen | Guía Bremen

Te va a encantar Bremen

Pensar en Alemania como destino turístico es hacerlo, generalmente, en Berlín o Múnich. Sin embargo, el país germano esconde otras muchas ciudades de gran interés. Una de las más interesantes de todas es Bremen. Sinceramente, poco tiene que envidiar a las dos citadas.

Bremen sorprende al viajero por su hospitalidad y tranquilidad. De hecho, es un destino ideal para aquellos que dan prioridad al descanso y el confort durante sus vacaciones. Esto no quiere decir que no sea una ciudad repleta de enclaves de interés.

Las calles de Bremen están repletas de restaurantes y comercios. Esta es una de las ciudades alemanas más importantes en términos gastronómicos. Además, tampoco deja de lado la cultura. Posee, en este sentido, decenas de museos realmente interesantes.

Las 5 mejores razones para visitar Bremen

1. Su puerto

La importancia histórica de Bremen viene dada por su puerto comercial. Este fue uno de los más importantes de Alemania y de toda Europa durante la Edad Media. Las riquezas que generó se utilizaron para construir un centro histórico repleto de bellos edificios. Especial mención merecen el Ayuntamiento y el Mercado. Ambos datan del siglo XV.

2. Magníficas galerías de arte

Bremen está repleta de galerías de arte. Entre ellas hay que destacar la Kunsthalle. Cuenta con una gran variedad de exposiciones expresionistas. Una vez que acabes tu visita, desplázate a la de Worpswede. Te dejará sin palabras.

3. Calles sinuosas

La zona de Schnoor está repleta de calles y pasajes realmente estrechos y sinuosos. Estos parecen conformar un laberinto del que te puede costar salir sin un mapa. También es la parte más comercial de la ciudad. Sus aceras están repletas de cafeterías, bares y tiendas de moda.

4. Esculturas al aire libre

El arte inunda las calles de Bremen. De hecho, no es una disciplina reservada a las galerías. Su casco antiguo está salpicado de infinidad de esculturas muy interesantes. Las que rodean los edificios modernistas en Böttcherstrasse son especialmente imprescindibles.

5. Muchos espacios verdes

Vayas por donde vayas, dentro de Bremen siempre encontrarás cerca un parque en el que sentarte y relajarte. El más importante de todos es el de Blocklan. Allí, además, se instalan pistas de patinaje sobre hielo en invierno y se realizan conciertos durante el verano.

Qué hacer en Bremen

1. Comprar en la Plaza del Mercado

Marktplatz, nombre con el que se conoce a la Plaza del Mercado de Bremen, está repleta de puestos de flores, frutas y verduras. Además, el espectacular ayuntamiento de la ciudad está situado aquí. Disfruta del estimulante aroma que emana de los alimentos de sus comercios y aprovecha para comprar delicias procedentes de cualquier parte del mundo. Es el mejor espacio para conocer la forma de vida de sus habitantes.

2. Entrar en el Ayuntamiento de Bremen

El espectacular Ayuntamiento de Bremen, de estilo gótico, domina Marktplatz. Está considerado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Posee más de 1200 años de antigüedad, aunque fue reformado para darle su apariencia actual en 1410. Dispone de cañones que flanquean sus costados y que son disparados en ocasiones especiales. A su lado está 'Los músicos de Bremen', una escultura de bronce que representa a los animales del relato uno sobre otro. Junto a ella también está la famosa estatua de Roland.

3. Visitar la Catedral de Bremen

La catedral de Bremen, llamada en alemán Bremer Dom, está dedicada a San Pedro y situada en pleno corazón de la ciudad. El 789 es su año de construcción. Su fachada exterior es tan interesante como su interior. Este ha sido remodelado varias veces durante los últimos años por diversos desperfectos. Tómate tu tiempo para dar un paseo por sus bóvedas medievales originales y disfrutar de sus arcos y pilares del siglo XIX. Cada escultura, cada altar y cada pasillo es una auténtica obra de arte en sí mismo.

4. Recorrer el Museo de Paula Modersohn-Becker

El Museo de Paula Modersohn-Becker es uno de los rincones reservados al arte más icónicos de Bremen. Es el primero del mundo dedicado en exclusiva a una pintora. Esta vivió entre 1876 y 1907 y dejó un legado incuestionable. El edificio es símbolo de la arquitectura expresionista alemana y es obra de Bernhard Hoetger. Un lugar en el que descubrir increíbles obras que son referencia dentro de este popular estilo.

5. Ver jugar al Werder Bremen

En Bremen existe una fuerte pasión por el fútbol. Cuenta con un equipo en la máxima competición nacional que disputa con asiduidad la UEFA Champions League y la Europa League. Es el Werder Bremen y juega sus partidos en el Weserstadion. Este campo está considerado como uno de los más emblemáticos de Alemania. Además, su afición vive con mucha intensidad los partidos y es muy respetuosa.

1. Comprar en la Plaza del Mercado

Marktplatz, nombre con el que se conoce a la Plaza del Mercado de Bremen, está repleta de puestos de flores, frutas y verduras. Además, el espectacular ayuntamiento de la ciudad está situado aquí. Disfruta del estimulante aroma que emana de los alimentos de sus comercios y aprovecha para comprar delicias procedentes de cualquier parte del mundo. Es el mejor espacio para conocer la forma de vida de sus habitantes.

2. Entrar en el Ayuntamiento de Bremen

El espectacular Ayuntamiento de Bremen, de estilo gótico, domina Marktplatz. Está considerado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Posee más de 1200 años de antigüedad, aunque fue reformado para darle su apariencia actual en 1410. Dispone de cañones que flanquean sus costados y que son disparados en ocasiones especiales. A su lado está 'Los músicos de Bremen', una escultura de bronce que representa a los animales del relato uno sobre otro. Junto a ella también está la famosa estatua de Roland.

3. Visitar la Catedral de Bremen

La catedral de Bremen, llamada en alemán Bremer Dom, está dedicada a San Pedro y situada en pleno corazón de la ciudad. El 789 es su año de construcción. Su fachada exterior es tan interesante como su interior. Este ha sido remodelado varias veces durante los últimos años por diversos desperfectos. Tómate tu tiempo para dar un paseo por sus bóvedas medievales originales y disfrutar de sus arcos y pilares del siglo XIX. Cada escultura, cada altar y cada pasillo es una auténtica obra de arte en sí mismo.

4. Recorrer el Museo de Paula Modersohn-Becker

El Museo de Paula Modersohn-Becker es uno de los rincones reservados al arte más icónicos de Bremen. Es el primero del mundo dedicado en exclusiva a una pintora. Esta vivió entre 1876 y 1907 y dejó un legado incuestionable. El edificio es símbolo de la arquitectura expresionista alemana y es obra de Bernhard Hoetger. Un lugar en el que descubrir increíbles obras que son referencia dentro de este popular estilo.

5. Ver jugar al Werder Bremen

En Bremen existe una fuerte pasión por el fútbol. Cuenta con un equipo en la máxima competición nacional que disputa con asiduidad la UEFA Champions League y la Europa League. Es el Werder Bremen y juega sus partidos en el Weserstadion. Este campo está considerado como uno de los más emblemáticos de Alemania. Además, su afición vive con mucha intensidad los partidos y es muy respetuosa.

Dónde comer en Bremen

En términos gastronómicos, Bremen también es una ciudad muy interesante. Cuenta con un restaurante del siglo XV, el Spitzen Gebel. Merece la pena cenar en él. Lo mismo sucede con el Bremer Ratskeller, que está dentro del Mercado. Para que te hagas una idea, un plato principal en cualquiera de los dos te costará entre 10 y 12 EUR. Una cena completa se irá a los 20 EUR.

Cuándo visitar Bremen

Bremen en noviembre
Precio estimado de hotel
$52
1 noche en un hotel de 3 estrellas
Bremen en noviembre
Precio estimado de hotel
$52
1 noche en un hotel de 3 estrellas

En Bremen, durante el invierno, hace mucho frío. De hecho, nieva con asiduidad, lo que dificulta conocer la ciudad con comodidad. Por este motivo, lo mejor es visitarla entre los meses de junio y septiembre. Las temperaturas son cálidas pero no agobiantes y apenas llueve. Mayo y octubre son buenas alternativas.

Datos proporcionados por weatherbase
Temperaturas
Temperaturas
Promedio
Celsius (°C)
Datos proporcionados por weatherbase

Cómo llegar a Bremen

En avión

Muchas aerolíneas de bajo coste incluyen Bremen entre sus destinos. Si optas por esta opción aterrizarás en el aeropuerto internacional de Bremen. Para llegar hasta el centro de la ciudad toma la línea 6 del tranvía. El precio del billete es de 2,40 EUR.

En tren

Bremen está perfectamente conectada en tren con prácticamente todas las ciudades alemanas. Pero, además, muchos vehículos de este tipo llegan a la ciudad procedentes de Francia, Bélgica y los Países Bajos. En cualquier caso, la estación principal, que recibe el nombre de Hauptbahnhof, queda muy cerca del centro histórico.

En coche

La autopista A1 es la mejor opción para llegar a Bremen. Esta conecta directamente con Hamburgo. En cambio, si vienes desde Berlín, deberás tomar la A24 y desviarte hacia la A1 para acceder.

En autobús

Eurolines es la compañía que da servicio a Bremen desde el resto de ciudades alemanas. No cuenta con una estación de autobuses propiamente dicha. La parada principal está en Breitenweg.

Aeropuertos cerca de Bremen

Aerolíneas con servicio en Bremen

United Airlines
Bueno (2.303 opiniones)
Lufthansa
Bueno (1.045 opiniones)
American Airlines
Bueno (3.753 opiniones)
KLM
Bueno (259 opiniones)
Air France
Bueno (269 opiniones)
British Airways
Bueno (745 opiniones)
Delta
Excelente (2.536 opiniones)
Turkish Airlines
Bueno (926 opiniones)
Qatar Airways
Bueno (835 opiniones)
SWISS
Excelente (287 opiniones)
Iberia
Bueno (526 opiniones)
Air Canada
Bueno (452 opiniones)
Austrian Airlines
Bueno (149 opiniones)
Emirates
Excelente (568 opiniones)
TAP AIR PORTUGAL
Bueno (329 opiniones)
Scandinavian Airlines
Bueno (255 opiniones)
Ryanair
Bueno (1.005 opiniones)
Brussels Airlines
Bueno (64 opiniones)
Finnair
Bueno (339 opiniones)
LOT
Bueno (209 opiniones)
Ver más

Dónde alojarse en Bremen

Bremen cuenta con una gran variedad de magníficos hoteles. Los más populares son Radisson Blu, Dorint Park Bremen y Steigenberger Hotel, todos a orillas del río.

Zonas populares en Bremen

1. Altstadt: es el barrio más antiguo de Bremen y la sede de su centro histórico. En él se encuentra el ayuntamiento, la catedral y, en general, la mayoría de puntos de interés turístico de la ciudad.

2. Schnoor: antiguamente, este era el lugar en el que residía la población pesquera de Bremen. De esa época han sobrevivido un buen número de casas muy pintorescas. Posee un encanto especial y es una de las zonas de ocio nocturno más interesantes de la ciudad.

3. Überseestadt: es la zona portuaria. Está viviendo un proceso de regeneración. Cuenta con una gran variedad de museos y bares.

Dónde alojarse en zonas populares de Bremen

Los hoteles más reservados en Bremen

H+ Hotel Bremen
Excelente (8.5, Excelente opiniones)
$121+
Steigenberger Hotel Bremen
Excelente (8.5, Excelente opiniones)
$88+
Radisson Blu Hotel, Bremen
Excelente (8.2, Excelente opiniones)
$115+
Maritim Hotel Bremen
Excelente (8, Excelente opiniones)
$81+
Motel 24h Bremen
Bueno (6.3, Bueno opiniones)
$37+
Ver todos

Cómo moverse en Bremen

En transporte público

El sistema de transporte público de Bremen es una auténtica maravilla. Está compuesto por autobuses, trenes y tranvías perfectamente sincronizados entre sí. La opción más económica es comprar un billete para un día completo. Este tiene un precio de 7,90 EUR y te permite tomar todas las líneas que desees durante 24 horas. Si viajas en pareja, lo mejor es que compres el billete doble ya que ahorrarás bastante dinero. Cuesta solo 10,50 EUR.

En taxi

Es cierto que el taxi en Bremen es un medio de transporte caro. Sin embargo, también es útil si tienes prisa o no conoces bien alguna zona. El precio de su tarifa es de 2 EUR por kilómetro, aproximadamente.

En coche

Sixt Rent a Car, Europcar y Hertz son las principales compañías de alquiler de coches en Bremen. Sus precios son bastante económicos. Por ello, es una opción a tener muy en cuenta. En concreto, las tarifas rondan los 15 EUR por día.

El costo de vida en Bremen

Schnoor es el barrio alternativo de la ciudad. Allí encontrarás una gran cantidad de tiendas independientes y bastante económicas. También es ideal para comprar elementos de artesanía y recuerdos de tu viaje.

Aldi y REWE son las dos principales cadenas de supermercados que operan en Bremen. Sus precios son bastante asequibles. Por ejemplo, un litro de leche cuesta en torno a 0,80 EUR y una barra de pan, aproximadamente, 1 EUR. Una pinta de cerveza en un bar puede costarte hasta 6 EUR, aunque hay lugares en las que se pueden comprar por 4 EUR.

Cheap meal
$10,64
Unos jeans
$77,99
Un trayecto en transporte público
$2,87
Un capuchino
$2,82