Guía de viaje Nuremberg

Turismo Nuremberg | Guía Nuremberg

Te va a encantar Nuremberg

Núremberg te cautivará desde el primer momento, en cuanto veas los icónicos tejados rojos de su Ciudad Vieja, las iglesias de San Sebaldo y San Lorenzo, o el Hauptmarkt, donde se celebra desde la Edad Media el principal mercado de la ciudad.

Esta ciudad cuenta con una tradición centenaria para hornear dulces deliciosos y una próspera escena de comida local incomparable. Además, Núremberg ha jugado un papel decisivo en la historia de Alemania y actualmente emerge como una ciudad vibrante y moderna.

Con una increíble pero oscura historia, Núremberg es una de las ciudades alemanas más atractivas. Te impresionará especialmente su mercado navideño, visitado por más de dos millones de personas al año.

Las 5 mejores razones para visitar Nuremberg

1. Bellas referencias históricas

Núremberg es una auténtica joya arquitectónica medieval, desde el glorioso Castillo de Núremburg (Kaiserburg) que domina el casco antiguo hasta la iglesia de Nuestra Señora (Frauenkirche en el idioma local) del siglo XIV. Además, cuenta con atractivos históricos de otras épocas, como la casa de Alberto Durero y el triángulo gótico.

2. Comida y bebida

Núremberg es un paraíso para los amantes de la gastronomía. Las cervezas bávaras tradicionales, de tonos oscuros, las salchichas jugosas, el chucrut y los refinados restaurantes fusión de alta gama conviven con los famosos panes de jengibre, los chocolates y otros dulces típicos.

3. El Puente del Verdugo

Sacarle una foto al Puente del Verdugo es imprescindible en Núremberg. Se trata de una estructura de madera que, en otro tiempo, contenía tres arcadas de piedra. El torreón situado junto a la orilla era la vivienda del verdugo, quien por aquel entonces no solía ser muy popular y todos intentaban evitarlo.

4. Vida nocturna vibrante

Desde cervecerías a salones elegantes, discotecas y locales de música en vivo, encontrarás locales llenos de gente y un animado espíritu de fiesta hasta el amanecer. La discoteca Won, Rockfabrik y Loop son buenos ejemplos.

5. Compras a lo grande

Núremberg y su entorno acogen muchas marcas de renombre comercial, como Siemens, Puma y adidas. En consecuencia, tienes a tu disposición varias tiendas de fábrica en las que conseguir precios únicos.

Qué hacer en Nuremberg

1. Observar el gran Castillo de Núremberg

Considerada por los expertos como una de las fortalezas medievales mejor defendidas, este castillo fue construido por el Sacro Imperio Romano en los siglos XII y XIII, para simbolizar su inconmensurable poder. En su interior encontrarás atracciones tan impresionantes como la capilla Imperial, construida en dos niveles: uno para el Emperador y otro para la gente común. Deambular por su interior es aleccionador e impresionante, pues resulta inevitable recordar que casi fue destruido en la Segunda Guerra Mundial, antes de su meticulosa restauración posterior, a partir de 1950.

2. Visitar el Museo Nacional Germano

No hay una mejor introducción a la cultura alemana que visitar el Museo Nacional Germano, ubicado en el extremo sur de la Ciudad Vieja. Inaugurado en 1852, sus colecciones abarcan desde la prehistoria hasta la Edad Media, el Barroco y los siglos XIX y XX. Alberga maravillosas colecciones de armaduras, instrumentos musicales, ropa y juguetes y, lo mejor de todo, una impresionante colección de arte con obras de artistas mundialmente famosos, como Durero y Rembrandt. Un auténtico tesoro para la historia y los aficionados al arte.

3. Disfrutar en el Museo del Ferrocarril de Núremberg

El mejor museo ferroviario de Alemania, el DB Museum, está situado junto a la Ópera y el Staatstheater de Núremberg. Si te gusta el mundo ferroviario, disfrutarás al máximo viendo el tren real del rey bávaro Luis II, los trenes de vapor de la década de 1850 y una enorme colección de prototipos de trenes, pueblos y paisajes. Una vez allí, asiste a la charla que tiene lugar cada hora y explica todo sobre el funcionamiento y las características de los trenes.

4. Admirar el estilo gótico en la iglesia de Nuestra Señora

Situada en el lado este del mercado principal de Núremberg, la Frauenkirche es un punto culminante arquitectónico de la ciudad. Construida por el emperador Carlos IV en el siglo XIV, esta iglesia católica tiene un estupendo exterior gótico y un interior aún más impresionante. No te pierdas el Männleinlaufen de 700 años, un reloj que todavía suena al mediodía, sin excepción, todos los días de la semana. Asegúrate de observar también las esculturas del maestro medieval Adam Kraft, en el cuerpo principal de la iglesia. Si tienes tiempo, la misa también es una experiencia encantadora, ya que la Frauenkirche se llena de música de órgano ofreciendo una fiesta audiovisual.

5. Recordar el pasado más oscuro en el Centro de Documentación Nazi

Por desgracia, Núremberg tiene un lado oscuro. En la década de 1930, el Partido Nazi utilizó el Dokumentationszentrum Reichsparteitagsgelände (Centro de Documentación sobre la Historia de los Congresos del Partido Nazi) para organizar concentraciones masivas que buscaban ganar apoyos y demonizar a los enemigos del partido. Hoy en día, los terrenos en los que se desfilaba son un lugar fascinante. De hecho, áreas como la Luitpoldarena se han convertido en jardines pacíficos, mientras que el Kongresshalle, que Hitler pretendía convertir en sede de eventos nacionales para futuras concentraciones, permanece intacto. Los visitantes pueden entrar y recorrer el edificio, así como sobrecogerse al contemplar la exposición Fascinación y Terror, que documenta cómo este intrigante y aterrador lugar llegó a ser en el pasado.

1. Observar el gran Castillo de Núremberg

Considerada por los expertos como una de las fortalezas medievales mejor defendidas, este castillo fue construido por el Sacro Imperio Romano en los siglos XII y XIII, para simbolizar su inconmensurable poder. En su interior encontrarás atracciones tan impresionantes como la capilla Imperial, construida en dos niveles: uno para el Emperador y otro para la gente común. Deambular por su interior es aleccionador e impresionante, pues resulta inevitable recordar que casi fue destruido en la Segunda Guerra Mundial, antes de su meticulosa restauración posterior, a partir de 1950.

2. Visitar el Museo Nacional Germano

No hay una mejor introducción a la cultura alemana que visitar el Museo Nacional Germano, ubicado en el extremo sur de la Ciudad Vieja. Inaugurado en 1852, sus colecciones abarcan desde la prehistoria hasta la Edad Media, el Barroco y los siglos XIX y XX. Alberga maravillosas colecciones de armaduras, instrumentos musicales, ropa y juguetes y, lo mejor de todo, una impresionante colección de arte con obras de artistas mundialmente famosos, como Durero y Rembrandt. Un auténtico tesoro para la historia y los aficionados al arte.

3. Disfrutar en el Museo del Ferrocarril de Núremberg

El mejor museo ferroviario de Alemania, el DB Museum, está situado junto a la Ópera y el Staatstheater de Núremberg. Si te gusta el mundo ferroviario, disfrutarás al máximo viendo el tren real del rey bávaro Luis II, los trenes de vapor de la década de 1850 y una enorme colección de prototipos de trenes, pueblos y paisajes. Una vez allí, asiste a la charla que tiene lugar cada hora y explica todo sobre el funcionamiento y las características de los trenes.

4. Admirar el estilo gótico en la iglesia de Nuestra Señora

Situada en el lado este del mercado principal de Núremberg, la Frauenkirche es un punto culminante arquitectónico de la ciudad. Construida por el emperador Carlos IV en el siglo XIV, esta iglesia católica tiene un estupendo exterior gótico y un interior aún más impresionante. No te pierdas el Männleinlaufen de 700 años, un reloj que todavía suena al mediodía, sin excepción, todos los días de la semana. Asegúrate de observar también las esculturas del maestro medieval Adam Kraft, en el cuerpo principal de la iglesia. Si tienes tiempo, la misa también es una experiencia encantadora, ya que la Frauenkirche se llena de música de órgano ofreciendo una fiesta audiovisual.

5. Recordar el pasado más oscuro en el Centro de Documentación Nazi

Por desgracia, Núremberg tiene un lado oscuro. En la década de 1930, el Partido Nazi utilizó el Dokumentationszentrum Reichsparteitagsgelände (Centro de Documentación sobre la Historia de los Congresos del Partido Nazi) para organizar concentraciones masivas que buscaban ganar apoyos y demonizar a los enemigos del partido. Hoy en día, los terrenos en los que se desfilaba son un lugar fascinante. De hecho, áreas como la Luitpoldarena se han convertido en jardines pacíficos, mientras que el Kongresshalle, que Hitler pretendía convertir en sede de eventos nacionales para futuras concentraciones, permanece intacto. Los visitantes pueden entrar y recorrer el edificio, así como sobrecogerse al contemplar la exposición Fascinación y Terror, que documenta cómo este intrigante y aterrador lugar llegó a ser en el pasado.

Dónde comer en Nuremberg

El Albrecht-Dürer-Stube está inspirado en el pintor autóctono Alberto Durero, y ofrece cocina regional tradicional a partir de 6 EUR mediante compra online. Si quieres probar unas salchichas a la parrilla perfectas, ve a la Bratwursthäusle, donde puedes degustarlas desde 7,20 EUR.

Cuándo visitar Nuremberg

Nuremberg en mayo
Precio estimado de hotel
$41
1 noche en un hotel de 3 estrellas
Nuremberg en mayo
Precio estimado de hotel
$41
1 noche en un hotel de 3 estrellas

Con un clima fresco y templado, el verano es un momento muy popular para organizar visitas turísticas a Núremberg. En esta época, las temperaturas máximas varían entre los 19 y los 25 ºC. La ciudad también es extremadamente popular durante la temporada de Navidad, debido sobre todo a su gran mercado navideño.

Datos proporcionados por weatherbase
Temperaturas
Temperaturas
Promedio
Celsius (°C)
Datos proporcionados por weatherbase

Cómo llegar a Nuremberg

En avión

El aeropuerto de Núremberg (NUE) se encuentra a unos 8 kilómetros del centro. La forma más económica de llegar es a través de la línea de metro U2, cuyo trayecto tarda unos 12 minutos y cuesta 2,40 EUR.

En tren

La ciudad está conectada, a través de un servicio de tren muy eficiente, a Múnich, a la mayoría de los principales centros de Baviera y al resto de Alemania. Con DB puedes viajar en tren desde Múnich desde 22 EUR.

En coche

Las autopistas A3, A6, A73 y A9 conectan Núremberg con el resto de Baviera y, más allá, con otras regiones del país y del resto de Europa. La conducción en Alemania es bastante similar a la que estás acostumbrado en España.

En autobús

Eurolines ofrece un extenso servicio de autobuses hasta otras ciudades alemanas y del resto de Europa. FlixBus, además, te facilita viajar desde Múnich a partir de 8 EUR.

Aeropuertos cerca de Nuremberg

Aerolíneas con servicio en Nuremberg

United Airlines
Bueno (2.303 opiniones)
Lufthansa
Bueno (1.045 opiniones)
American Airlines
Bueno (3.753 opiniones)
KLM
Bueno (259 opiniones)
Air France
Bueno (269 opiniones)
British Airways
Bueno (745 opiniones)
Delta
Excelente (2.536 opiniones)
Turkish Airlines
Bueno (926 opiniones)
Qatar Airways
Bueno (835 opiniones)
SWISS
Excelente (287 opiniones)
Iberia
Bueno (526 opiniones)
Air Canada
Bueno (452 opiniones)
Austrian Airlines
Bueno (149 opiniones)
Emirates
Excelente (568 opiniones)
TAP AIR PORTUGAL
Bueno (329 opiniones)
Scandinavian Airlines
Bueno (255 opiniones)
Ryanair
Bueno (1.005 opiniones)
Brussels Airlines
Bueno (64 opiniones)
Finnair
Bueno (339 opiniones)
LOT
Bueno (209 opiniones)
Ver más

Dónde alojarse en Nuremberg

El Hotel Elch te permite alojarte en una casa del siglo XIV, cerca del Castillo de Núremberg, a partir de 70 EUR la noche. Además, el Hotel Marienbad ofrece una ubicación conveniente y un alojamiento de estilo moderno, desde 100 EUR. También existen alojamientos más lujosos que rondan los 180 EUR por noche, como el Sheraton Carlton Hotel Nuernberg.

Zonas populares en Nuremberg

1. Altstadt es el denominado casco antiguo. Aquí encontrarás muchas de las atracciones históricas de la ciudad, como el Castillo de Núremberg y la iglesia de San Sebaldo, del siglo XIII.

2. Gostenhof es el distrito localizado en las afueras de la ciudad, donde se encuentra el Planetario Nicolaus Copernicus, junto con salas de teatro como Gostner Hoftheater.

3. Knoblauchsland es el distrito que acoge los famosos mercados de la ciudad, incluidos los mercados de agricultores y el mercado anual de Navidad.

Dónde alojarse en zonas populares de Nuremberg

Los hoteles más reservados en Nuremberg

hotel bomonti Nürnberg West
Excelente (9.5, Excelente opiniones)
$109+
Five Reasons Hostel & Hotel
Excelente (8.9, Excelente opiniones)
$26+
Altmann's Stube
Excelente (8.9, Excelente opiniones)
$89+
Hotel Forsthaus Nürnberg Fürth
Excelente (8.6, Excelente opiniones)
$92+
Park Inn by Radisson Nurnberg, Germany
Excelente (8.3, Excelente opiniones)
$67+
Centro Hotel Nürnberg
Excelente (8.1, Excelente opiniones)
$60+
Ver todos

Cómo moverse en Nuremberg

Transporte público

El metro de Núremberg cubre la ciudad con tres líneas diferentes, junto con un servicio de autobús y tranvía. Las tarifas varían según la zona y parten desde 2,40 EUR. Un billete de un día para la zona A, por ejemplo, te costará 4,80 EUR.

Taxi

Los taxis son abundantes en Núremberg, con una bajada de bandera de 3,40 EUR y un aumento del contador de 1,75 EUR por cada kilómetro y medio adicional.

Coche

Querrás explorar la mayor parte de la ciudad, incluido el casco antiguo, a pie. El estacionamiento suele ser escaso, sobre todo en ciertas áreas. Un alquiler de coche económico comienza en unos 65 EUR, y puedes acudir a sucursales de Enterprise y Hertz para contratar el servicio.

El costo de vida en Nuremberg

Calles de compras

El distrito comercial de la ciudad se centra en Breite Gasse y Karolinenstraße, donde encontrarás grandes almacenes y marcas conocidas. Algunas tiendas outlet se ubican en las proximidades de Herzogenaurach.

Comestibles y otros

REWE y Lidl son solo dos de los muchos supermercados disponibles en la ciudad. Medio litro de cerveza local te costará, en un supermercado, 0,74 EUR y una botella de 33 centilitros de importación, unos 1,30 EUR.

Cheap meal
$10,77
Unos jeans
$83,56
Un trayecto en transporte público
$3,23
Un capuchino
$3,06